Saturday, July 5, 2014

Que Bueno que Perdimos.

Y no es porque crea que perder es ganar un poco, como dice un ex técnico nuestro (que algunos tienen la desfachatez de llamar filósofo) que nos tuvo convencidos de ello por casi dos décadas.  El mismo que no estudiaba a los rivales del mundial de 1994 que porque "no nos preocupamos por el rival, sólo de nosotros mismos" y el mismo que jodió de por vida a Víctor Hugo Aristizábal con el dudoso título de ser "el mejor delantero del mundo sin balón".

La razón es muy clara, y es algo que el mismo grupo pudo percibir mientras estaba en Brasil: "Esta selección logró unir al país, algo que es tan difícil a ratos" dijo Mario Alberto Yepes unos minutos después de terminado el último juego.

Creo que es la primera vez en décadas, donde ante una derrota dolorosa, perdimos todos. Por igual. Perdimos Rolos, Paisas, Costeños, Vallecaucanos, Llaneros, Boyacenses, etc. Todos lloramos la eliminación por igual. Independientemente del club o región de origen de quien estuviese en el campo. Atrás quedaron (ojalá para siempre) las acusaciones de que se perdió por culpa de "la rosca paisa" o de los perezosos de tal parte u otra.

Al día de hoy, no he visto a nadie apuntando el primer dedo.

A ver si logramos que la unión, las ganas de todos halar para el mismo lado, de vivir en paz, de dejar de matarnos, de todos progresar y mejorar al mismo tiempo, se empiece a ver en otras áreas de la vida nacional. No es fácil porque en nuestro ADN está ser intrigantes, envidiosos y marrulleros.

Pero alguien nos tiene que mostrar cual es el camino.

Y el ejemplo está dado. Vimos a nuestros jugadores gozar juntos y llorar juntos. Los vimos trabajar juntos hasta el último minuto en pos de un objetivo, los vimos cubrirse las espaldas los unos a los otros en los momentos difíciles, y los vimos levantarse los unos a los otros en el momento de la derrota y la desolación.  Y en ese proceso nos inspiraron a todos.

Así que repito: que bueno que ganamos y disfrutamos juntos, y que bueno también que perdimos.

Juntos. Todos.

Ya vimos que podemos.

Wednesday, July 2, 2014

Eran Once Leones.

El año 2004 fué un año de cosas raras en el fútbol. En Europa la selección de Grecia, la misma que acabamos de derrotar en Brasil (3-0) y que Costa Rica acaba de mandar de regreso a Atenas, era campeona de la Eurocopa de Naciones.

En Suramérica, un equipo desconocido, del que incluso su nombre causaba risa en Argentina, estaba derribando gigantes.

- "Once que?" Preguntaban en Buenos Aires.

- Once Caldas.

- Que es eso?

- Risas (no pregrabadas)

"Dígame ud cuántos goles le van a meter Herly Alcázar, Jeffrey Díaz, a Boca Juniors en Manizales"? Me preguntaban irónicamente los propios Colombianos, algunos que incluso viajaron hasta Manizales con la sola intención de ver como Boca Juniors era campeón de la Libertadores una vez más.

"Tévez le va a quebrar la cintura a Samuel Vanegas y Cataño" me decían. "Viáfara le va a ver el número toda la noche a Diego Cagna". "Cascini le va a moler las piernas a Valentierra."

"Es que así lleguen a penales: Boca y Abbondanzieri nunca pierde definiciones por penales. Abbondanzieri es antipénal".

Con eso le terminaban de matar a uno la ilusión.

Claro. Era Boca. Campeón de tres de las últimas cuatro Libertadores disputadas. Y es que la nómina era intimidante. Abbondanzieri. Amaranto Perea, Schiavi, Nicolás Burdisso, Clemente Rodríguez. Fabián Vargas, Javier Villarreal, Diego Cagna, Cascini. Cángele, Tévez. 

Y Carlos Bianchi. El de los 5 títulos de Libertadores. El que tenía el celular de Dios.

Yo solo atinaba a decir "no sé, pero ya sacamos a Santos y a Sao Paulo".  Es que en medio de las burlas, y de la inseguridad propia de quien está acostumbrado a que su equipo sea el hazmerreír del torneo profesional, la idea de estar jugando una final de Copa Libertadores no podía ser más que un chiste de mal gusto, o un sueño delicioso del cual estaban a punto de despertarnos, bajándonos de un patadón de la cama.

Semana de ansiedad? esa última la última de Junio del 2004.

" A Santos lo sacaron de arepa" me decían. 1-1 en Brasil, 1-0 en Manizales con el gol de tiro libre más espectacular de Valentierra.  Julio Sergio. Paulo Cesar, Pereira, André Luis, Leo. Paulo Almeida, Renato, Elano, Diego. Deivid, Robinho.
DT Vanderlei Luxemburgo. 

"A Sao Paulo lo sacaron de suerte". 0-0 en Sao Paulo, 2-1 en Manizales, con la victoria siendo fabricada entre Araújo y Agudelo, ambos recién ingresados al terreno de juego en una magistral demostración de dirección tecnica por parte de Luis F Montoya. Rogeiro Ceni. Cicinho, Rodrigo, Fabao, Gustavo Nery. Fabio Simplicio, Danilo, Marquinho, Alexandre. Grafite, Luis Fabiano.  
DT Cuca.

"Suerte". "Arepa".

A los 7 minutos John Viáfara marcó el gol más hermoso de la historia del equipo y nos dijo que esto no iba a ser de suerte o arepa, sino que se iba a definir a punta de testosterona. "En Manizales nos van a tener que matar" dijo Juan Carlos Henao tras el empate en Buenos Aires "para quitarnos esa Copa".

Y no pudieron matarnos. Por el contrario, el arquero antipénal fué el nuestro. Así como Elano, Robinho, Diego, Ceni, Cicinho, Simplicio, Luis Fabiano, Grafite y Danilo, del Palogrande se fueron por el mismo camino Cagna, Tevez, Burdisso y el "Pato".

Al final de la noche, mientras Bianchi y pupilos se negaban a salir a recibir sus medallas de plata (aparentemente el celular de Dios se le quedó sin señal) Luis Fernando Montoya se inmortalizaba.

Y mientras las tribunas gritaban al unísono "olé" a cada pase torero que Viáfara le ejecutaba a sus compañeros con una bandera Manizaleña (la verde, roja y blanca: la de la hoja, la fruta y la flor del cafeto), en el otro Olé, el renombrado "Diario Deportivo Olé" de Argentina, ya no preguntaban "Once que?" sino que  preparaban su portada del día siguiente que decía:

"Ningún Once Caldas: son ONCE LEONES!!!!

Esta noche se cumplen 10 años de la memorable gesta. Inolvidable. Una noche para la historia. La noche en que la sangre de todo el país fue blanca.

 Henao. Miguel Rojas, Samuel Vanegas, Edgar Cataño, Edwin García. Jhon Viáfara, Rubén Velásquez, Elkin Soto, Arnulfo Valentierra.  Herly Alcázar, Dayro Moreno. DT Luis Fernando Montoya. 

El 2004 fué un año raro. Un año en el que Once Leones convirtieron el Palogrande de Manizales en un cementerio de Elefantes.

Sunday, June 8, 2014

Paz entre Comillas.


A la "Paz" en Colombia la han cogido como la puta del paseo.

Mientras Santos le ha estado coqueteando hace 4 años y ha usado y abusado de ella sin descaro, los del Centro democrático, con Uribe y su marioneta a bordo la han tratado como los godos tratan a las prostitutas: llevan años mirándolas feo, juzgándolas, para al final venir a decir que ellos también le tienen ganas, que de pronto no está ni tan asquerosa y se le puede dar la oportunidad de que se reforme.

En mi entrada anterior terminé diciendo que al final, aún con todos los pajaritos en el aire que nos han pintado las 2 campañas, los dos candidatos son muy parecidos y que en vez de dos campos de trigo dorado tenemos es dos cerros de mierda. Que de eso no quepa la menor duda.

Cuando las aguas se calmen, y haya un ganador en las urnas (si es que se respeta lo que las urnas realmente manden) el proceso de "Paz" no va a tener mayores cambios. Tienen razón quienes dicen una guerrilla comprometida debe estar dispuesta a negociar con cualquier interlocutor. Y yo creo firmemente que si Zuluaga gana y ve que lo que se ha acordado es sensato, el seguirá con el proceso así a Uribe se le tape una coronaria de la indignación.

El problema es que acá no se está negociando verdaderamente ninguna paz.

En un informe de Global Baden of Armed Violence (GBAV), El Salvador, Guatemala, Colombia, Jamaica y Suráfrica encabezan la lista de mayor número de crímenes violentos en el mundo. Según el informe, en Colombia tenemos una tasa de 36 homicidios por cada 100.000 habitantes, y en el último año fueron asesinadas 17.198 personas. El 20% de los asesinatos se dan en grandes urbes: Bogotá, Medellín, y Cali que es la más azotada por la violencia.

Por lo general, se acepta que un 5 al 10% de las muertes violentas globales se deben a las guerras. Haciendo una extrapolación grosera, uno podría decir que en Colombia entonces 1.700 se deben al conflicto armado.  El estudio del GBAV calculó la tasa de homicidios en Colombia por el conflicto armado de 6.7 por cada 100.000 habitantes.

Queda un faltante de 15.300 muertos que no podemos achacarle a el conflicto armado. Hay aún casi 30 muertos por cada 100.000 habitares, que no podemos atribuir al conflicto armado.

En plata blanca: esos 15.000 muertos restantes no tienen nada que ver con las FARC.

Cual paz nos va a llegar entonces? Vale la pena escoger candidato basados en el proceso de "Paz" en Cuba cuando la verdad es que nos vamos a seguir matando en la vida diaria, que es donde suceden el 90% de los homicidios en Colombia?

En las veredas, en los barrios pobres, en el campo. Allí es donde nos matan al 90% de nosotros. Por falta de política social, por reformas laborales abusivas,  por tacañería con la educación, por políticas salud paupérrimas. No hay que olvidar que una y otra vez se ha demostrado que la pobreza, pero sobre todo  la inequidad van de la mano con la violencia.

Y después se empieza uno a acordar cuando Alvaro Uribe en el 2003 (ver abajo) incrementó la edad de pensión para hombres y mujeres a 57 y 62 años de edad. Y aumentó el número de semanas a cotizar de 1.000 a 1.300 semanas (300 semanas son casi 6 años).

Y se encuentra uno que en el 2002, en su primera reforma laboral Alvaro Uribe le quitó a los trabajadores Colombianos los pagos por horas extra y por dominicales.

Y se encuentra uno que que Uribe y Oscar Iván Zuluaga le bajaron en un 20% el sueldo a los soldados profesionales en el 2009 (ver abajo).

Y recuerda uno que Oscar Iván Zuluaga hundió en su momento el proyecto de ley que iba a ayudar a las víctimas del conflicto que porque no había plata para ellos.  Víctimas que en esta misma campaña él se ha encargado, otra vez, de poner en duda si serán reparadas o no.





















Cuatro acciones tomadas durante el gobierno Uribe, muchas de ellas mientras Zuluaga era Ministro de Hacienda, que afectan al ciudadano del común. Que tienen impacto en el campo, en la vereda, en los barrios pobres, los jóvenes sin educación. Allá donde, si de verdad se quiere contribuír a la paz, hay que traer prosperidad. Allá donde suceden el 90% de los homicidios.

En Colombia se dice que el que la ha hecho la vuelve a hacer. Dicho mas elegantemente, "la mejor manera de predecir comportamientos futuros, son comportamientos pasados".

Así que si de verdad quiere votar por la paz, no vote por Santos o por Zuluaga pensando en el proceso en Cuba. Porque allá no está la verdadera paz que estamos buscando.

Yo entre tanto, ya tomé la mía. Basado en los comportamientos pasados de Zuluaga, y porque creo que seguirá tomando medidas en contra de los que si necesitan verdadera paz, voy a votar por Santos. Claro que ante el alto riesgo de que se me engangrene la mano, ya empecé a tomar antibióticos.

Tuesday, June 3, 2014

Burros Indecisos.


Dice la fábula del burro indeciso:

" Un burro que se está muriendo de hambre vaga por un camino hasta que llega a un lugar paradisíaco: a su derecha, se extendía un esplendoroso enorme campo de trigo. Las doradas espigas resplandecían con la luz del sol.

Fué a dar un paso en dirección al campo de trigo cuando vió otro a su izquierda, exactamente igual que el anterior, con las mismas espigas y con la misma pinta.

- Mmm… Y ahora que hago? cual me como primero? -pensó el burro. Era consciente de que probablemente no sería capaz de comerse ambos campos de trigo, de forma que tenía que elegir el que fuera mejor para disfrutar más; pero no había ninguna diferencia entre ambos, nada que pudiera decantar la balanza, eran exactamente iguales, por tanto, cualquier decisión sería la correcta. Cuando se decidía por uno, pensaba "y porque ese y no el otro?" y volvía el dilema. 

Al final, al no poder elegir, el burro murió de hambre en la mitad del camino, entre los dos enormes campos de nutritivo trigo".

Uno oye hablar a Uribistas y Santistas, y jura que está ante dos espectaculares campos llenos de nutritivas espigas de trigo. Nos están pintando tan perfectos esos dos campos de trigo, que muchos estamos como el burro, sin saber para donde coger.  Se nos ha olvidado que ambos bandos están llenos de tramposos, mafiosos, hampones y mentirosos.

Que ambos bandos han faltado a sus promesas, han chuzado a adversarios políticos, que se han aprovechado del erario púbico para financiar su intereses personales, que han hecho componendas con paramilitares, guerrilleros y militares torcidos.

Como los dos campos de trigo, efectivamente acá no hay diferencias. Pero no nos dejemos engañar. Acá no hay ningunos campos de trigo. Acá lo que tenemos son dos inmensos cerros de mierda. 

Wednesday, February 19, 2014

Empresas Promotoras de Salud?

Algunos me tuercen los ojos en Colombia cuando les cuento que acá en los US trabajo para una EPS.

Es normal. Las historias de horror que se han acumulado desde que se firmó la nefasta ley 100 del 91 (una cagadita más de las muchas de "Don"Alvaro Uribe Vélez) son tantas y tan absurdas, que con sólo uno escuchar "EPS" empieza a sentir los fríos de la muerte. 

Tuve el infortunio de trabajar para una en Colombia. lnicialmente parecía el trabajo soñado. Todos los colegas me decían que era el puesto que ellos querían. Contrato a término indefinido. Prestaciones. Primas. Cesantías. Ingreso fijo. Todo lo que a finales de los años 90 era considerado un lujo en cuanto a contratación médica. 

Claro que poco a poco empezó a asomar la bestia. De repente nos empezaron a evaluar por rendimiento. A diferencia de acá en los US, donde las variables por las que lo evalúan a uno incluyen asistencia a programas de educación médica continuada, satisfacción de pacientes, y evaluación por parte de los colegas y el resto del personal encargado de proveer servicios (enfermeras, secretarias, etc), allá los parámetros de evaluación eran cuanto había uno logrado ahorrarle en gastos a la empresa. 

No era la primera vez que yo me veía enfrentado a una situación parecida. Cuando hice mi rural en uno de los batallones del ejército en Colombia, me tocó una vez observar una acalorada discusión entre el comandante del la unidad militar y el jefe de sanidad. La pelea era porque se estaba gastando mucho dinero en salud de los soldados, oficiales, suboficiales y en las familias de todos los mencionados. En particular, recuerdo un momento en que el Mayor a cargo le gritaba al jefe de sanidad que le explicara porque a una paciente se le había autorizado orden para que se hiciera una Citología vaginal y una visita al Optómetra durante la misma visita. Para relajar un poco el ambiente, lo primero que se me ocurrió fué pedirle permiso al Mayor Echevarría para hablar (si, aunque yo era civil uno se rige por esas reglas) y luego aclarar que era que la paciente tenía una "miopía vaginal". La risa fué generalizada (éramos todos machos llenos de testosterona como suele ser en los ámbitos militares) y mi chiste de corte machista calmó los ánimos. 

Uno pensaría que una cosa es el ambiente cuadriculado de la milicia y otra diferente es una EPS. Uno diría que Echevarría hablaba desde la pura ignorancia médica mientras que en la EPS se tenía conciencia de estar trabajando con enfermos y con las vidas de los afiliados.  

Sorprendentemente, no. 

En la EPS para evaluar nuestro desempeño nos pusieron ciertos porcentajes que se debían cumplir mensualmente: no mandarle prescripción médica a más del 50% de los pacientes vistos (o sea que la mitad de los pacientes tenían que salir sin una prescripción del consultorio). En adición, no se le podía remitir a especialistas a mas del 10% de los pacientes, exámenes de laboratorio a no mas del 30% y exámenes de radiología a mas del 20%. Así mismo con otros parámetros que no recuerdo ahora. 

Una vez nos llegaron con el "aliciente" de que al que más ahorrara a final de año, se le otorgaba como premio un viaje a San Andrés. No doy el nombre de quién se lo ganó por razones obvias (además esto hace ya más de 15 años y es probable que haya reflexionado). Pero lo que si puedo decir es que a un buen amigo y colega mío, que no se vendió a las exigencias y entendía que su obligación primordial era el bienestar del paciente y no llenarle los bolsillos al dueño de la EPS, lo echaron pocos meses después de que yo me fuí de allá por "no colaborar con la empresa". 

Lo peor, es que las cosas no han cambiado. Las EPS siguen jugando con la vida de los pacientes y negando tratamientos, y causando pérdida de vidas. A los pacientes les siguen negando servicios. Ahora causa particular consternación en Colombia la historia de una jovencita (Camila) a la que la EPS Sánitas le negó la posibilidad de un transplante de medula ósea para su Leucemia en el momento en el que aún era una oportunidad terapéutica y ahora es demasiado tarde y la enfermedad llegó a un estadío en el que las opciones son mínimas. Mientras la EPS pedía una rebaja de 30 millones de pesos para el transplante, la enfermedad le avanzó y ahora está dependiendo de un milagro o de tratamientos desesperados y/o experimentales en el exterior, los cuales también la EPS le está dilatando. 

Cuándo será que estos funcionarios y ejecutivos que directamente causan muertes con sus robos o sus decisiones irresponsables empezarán a ser procesados por asesinato?  O acaso queda alguna duda de que robar dineros de la salud (como sucedió en el Seguro Social y en Saludcoop) causa muertes?






Wednesday, November 27, 2013

#UnBuenManizaleño

Todos recordamos esos e-mails en cadena llenos de nostalgia y amor propio colectivo, en los que se enumeran cientos de cosas buenas acerca del sitio de donde somos: la gente, las comidas, las estructuras arquitectónicas, las bellezas naturales, los reconocimientos, las mujeres hermosas, los buenos modales... en fin. Todos los hemos visto, leído, y nos han llegado en diferentes versiones, según la ciudad de turno.

Esas cosas también pasan en twitter, donde no se desacostumbra hacer mofa precisamente de los correos en cadena y las cursilerías, y donde los usuarios se sienten de estrato 6 mientras el "facebookero" es de estrato 3 y el de Hi 5 es de estrato 0.5.  Pues aún en Twitter, como digo, a veces les da por coger y armar un "hashtag" que no es mas que una frase precedida por un signo de numeral (#) y al todos poner eso en su mensajecito de 140 caracteres están participando del mismo tema.

Pues el hashtag de las últimas 24 horas ha sido el de los Manizaleños. Lo encuentran por #UnBuenManizlaeño y acto seguido la lista se hace interminable: que un buen Manizaleño no le teme a un volcán con fumarola, que comió albóndigas y caldo de oreja de elefante a las 5 de la mañana en cualquier bar de media petaca en en centro de la ciudad, que un buen Manizaleño sube faldas para sacar pata y culo, que come pan de bono en "La Ricura", en fin.

Yo también pudiese haber salido con unas cuantas cosas así bien superficiales. Podríamos hablar de las empanadas de la teja, de las cervecitas en San Carlos, de las niñas de la Universidad Autónoma y la Católica.

Pero entonces me pregunté: que hace en realidad a un buen Manizaleño?

Y mi siguiente pregunta fue: que se hicieron los buenos Manizaleños? Que quedó de esa ciudad pujante, altiva, de vanguardia, a la que el país entero admiraba por ser cuna de grandes pensadores, poetas, filósofos, magistrados, artistas, maestros y gobernantes?

En que momento llegamos a sentirnos orgullosos solo de las cosas de forma, pero tan indiferentes ante las cosas de fondo?

Se puede decir que se es #UnBuenManizaleño cuando todos hemos comido callados ante lo que se ha convertido nuestra ciudad? Una ciudad donde para progresar hay que tener "padrino político" y que por ello ve a sus mas talentosos hijos emigrar a otras ciudades donde de inmediato sacan ventaja de sus superiores conocimientos?

O acaso ser #UnBuenManizaleño es recordar la fecha del 01 de Julio del 2004 con orgullo, pero taparse los ojos con lo que ha sido el continuo despilfarro y saqueo del Once Caldas que alguna vez se perfilaba como un equipo destinado a ser grande y ahora le mendiga a la DIAN para poder sobrevivir?

Acaso #UnBuenManizaleño sigue votando por las mismas familias políticas de siempre, las que se han robado el departamento n-mil veces, las que a base de nepotismo, tráfico de influencias, amiguismos y ambición nos han impuesto hampón tras hampón, inepto tras inepto, pícaro tras pícaro que nos han convertido en modelo de nido de ratas para el país, donde alcaldes hacen negocios chimbos, dejan a la ciudad sin agua, donde gobernadores son destituídos uno tras otro, y donde seguimos como si acá no hubiese pasado nada?

En Manizales no nos molesta saber que la facultad de Medicina de la U de Caldas pasó de ser modelo nacional a ser una del montón.  En Manizales la calidad de la educación pasó de ser de las de mostrar, a las del montón. En Manizales dejamos que el Caldas pasara de Campeón de América a equipo del montón. En Manizales los mismos 5 o 6 apellidos de hace 50 años siguen decidiendo que es bueno y que no para la ciudad y nosotros cumplimos con bajarles la cabeza a veces tan solo por aparentar que "tenemos buenas palancas".

En Manizales ayudamos a meterle el gol al país con ese elefante blanco llamado Aeropalestina, y en vez de avergonzarnos nos indignamos con el gobierno cuando hay dudas de que nos vayan a seguir dando dinero para despilfarrar.

Y mientras aterradamente veía como seguían mis paisanos sacando pecho por las discotecas de los ochenta, por los carritos de perros calientes que ya no existen y por el veraneadero con la misma carretera única de acceso abandonada por los úlitmos 30 años, me quedé esperando a que alguien dijera cosas como:

-  "A #UnBuenManizaleño le sabe a mierda el numero 48" que es la cantidad de Manizaleños que murieron por el derrumbe en el barrio Cervantes hace dos años.

- "#UnBuenManizaleño no olvida el 5 de Noviembre del 2012" cuando sucedió el dichoso derrumbe, y que "#UnBuenManizaleño sigue pidiendo que los culpables sean enjuiciados y castigados".

-  O quizá que "#UnBuenManizaleño no olvida que por ineptitud de nuestro anterior alcalde la ciudad tuvo que tomar aguas ricas en cadaverina".

- O que #UnBuenManizaleño es consciente que aunque presumimos de ser ciudad culta, en realidad somos tan solo una ciudad de buenos modales.

En fin.

Llegará el día en que podamos sacar pecho otra vez, no por las cosas que tiene la ciudad, sino precisamente por los Manizaleños?

Ojalá.

Wednesday, November 13, 2013

Putidisfraces: A que Jugamos?


A que juega una niña de 20 años que llega a una noche de fiesta con un disfraz de escote y minifalda de esos que le eleva la testosterona a los hombres y les alimenta las más exóticas fantasías sexuales? Precisamente a eso: a hacer rodar chorros de testosterona.

O dicho de otra forma: el juego es a comer y a ser comida (imaginaria o literalmente, según la protagonista). O mejor digamos que el plan es potencialmente levantar pareja, o como mínimo hacerse notar, en caso de que la expresión anterior hiera suceptibilidades.

Consciente o inconscientemente, tanto hombres como mujeres estamos todo el tiempo tomando decisiones que en el fondo tienen una motivación de tipo sexuada. Elegimos opciones que esperamos nos hagan agradables a las exigencias de potenciales parejas. Como nos paramos. Como nos expresamos. Selección de la vestimenta del día. El tipo de corte que le pedimos al peluquero que nos haga. El tipo de carro que compramos. Si se usa maquillaje o no. La cirugía plástica. El Botox. Sixpack? Que me pongo para ir al gimnasio. Taparse las canas. El tratamiento para el acné. El perfume. El disfraz.

Esa es la respuesta a la pregunta que lanzaba hoy Andrés Jaramillo cuando era interrogado por un supuesto episodio de agresión sexual a una estudiante universitaria en el parqueadero de su restaurante Andrés Carne de Res. Los tales "putidisfraces" tan de moda hoy en día (la enfermera sexy, la policía sexy, la monja sexy, la super heroína sexy) son medios de los que se valen las niñas de esta generación para llamar la atención en las noches de halloween. Decir que se los ponen sólo porque se quieren disfrazar de cualquier cosa sería hipócrita. Se los ponen porque saben que van a llamar la atención, porque van a poder mostrar lo buenas que están y porque les van a estar diciendo toda la noche que están lindísimas y que están causando estragos entre la concurrencia masculina.

Ahora, seamos francos. Nada de lo anterior tiene absolutamente nada de malo. Las mujeres en su mayoría no niegan la naturaleza sexuada y provocadora del putidisfraz. Ellas saben a lo que van. No son ellas las hipócritas del paseo.

El problema no son ellas. Somos nosotros.

El problema somos los que no entendemos que un disfraz no es una invitación incondicional a tener una relación sexual con el primero que se atraviese.  Que creemos que ante el disfraz provocador, ya no hay que tomase el trabajo de cortejar y hacerse agradable a la disfrazada. El problema somos los que creemos que una pierna destapada, un escote atractivo, es una disculpa para tocar, acosar, incomodar y agredir. El problema somos los que seguimos, torpemente, echándole la culpa a la mujer cuando es violada diciendo que es que lo provocan a uno.  Ahí las hipócritas no son ellas, somos nosotros.

A que juega una niña de 20 años con un putidisfraz? Juega a llamar la atención.

No a que la violen.